jueves, 1 de diciembre de 2016

Una mirada al Cristianismo en Norteamérica

El cristianismo en Estados Unidos de América, sobre todo, debe reconocer su maldad. "Si mi pueblo... se humilla... y se vuelve de sus malos caminos", (2 Crónicas 7:14). Debemos regresar a la centralidad de la Palabra de Dios, al rezo del rosario, a recibir la EUCARISTÍA y aplicarla a cada área de nuestra vida y aceptar los absolutos de Dios en ética y moral para construir verdaderas familias, congregaciones más estables, estabilidad social y progreso sostenible. Una vez más los políticos, el mundo académico y el entretenimiento honrarán la Palabra de Dios. La gente que emigra a este país asimilará el verdadero sueño americano conforme abrazan las creencias y los valores que hicieron a los Estados Unidos de América único en la historia de la humanidad. El cristianismo cobrará de nuevo el respeto que ha perdido ante los ojos del mundo. Pero, si Estados Unidos se rehúsa a hacer los cambios, irá a su tumba como otras grandes naciones y civilizaciones antes que ella.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario